domingo, 24 de mayo de 2009

Deficiencia motora


DEFINICIÓN


La deficiencia motora es aquella que provoca en la persona que la presenta alguna disfunción en el aparato locomotor. Implica ciertas limitaciones posturales, de desplazamiento y de coordinación de movimientos. El origen puede ser congénito o adquirido, y se puede presentar con grados muy variables.


Las deficiencias motoras más habituales en el período escolar son la parálisis
cerebral, la espina bífida y las distrofias musculares, que limitan la capacidad de acción en el medio y con el medio, condicionando a los alumnos y alumnas en la realización de determinadas actividades escolares.


Los trastornos intelectuales, perceptivos o emocionales no son inherentes a la
deficiencia motora, por lo tanto, para ajustar la respuesta educativa es necesario analizar y valorar cada situación de forma individual.


DEFICIENCIAS MOTORAS MÁS FRECUENTES EN EL MEDIO ESCOLAR


  • La parálisis cerebral

Se define como un trastorno encefálico que se caracteriza por ser precoz, crónico
y no progresivo. Afecta principalmente al movimiento, aunque, además, se pueden presentar otras manifestaciones como problemas perceptivos, sensoriales o intelectuales.

Las causas que provocan una parálisis cerebral son múltiples y dependen del
momento en que se produzca:
Causas prenatales: condiciones desfavorables de la madre durante la
gestación, que pueden ser de tipo genético, alimenticio, metabólico,
medicamentoso o tóxico.
Causas perinatales: falta de oxígeno durante el parto, algún traumatismo... Causas postnatales: pueden ocurrir durante la maduración del sistema
nervioso, generalmente durante los tres primeros años de vida. Las más destacables son las infecciones (meningitis, encefalitis), los traumatismos
por accidentes graves, trastornos vasculares o intoxicaciones.


  • La espina bífida

Es una anomalía congénita de la columna vertebral que se manifiesta por una falta de cierre o fusión de los arcos vertebrales, con el consiguiente riesgo de producir daños en la médula espinal. Suele manifestarse al exterior mediante un abultamiento, cubierto o no de piel, que puede contener tan solo membranas o porciones de médula espinal.

Su causa no está bien determinada, pero se debe a una malformación que se produce durante las primeras semanas de gestación en el momento de fusión de los pliegues neuronales que darán origen a la médula espinal. Algunos datos orientan a pensar que puede existir un factor genético asociado a la deficiencia de una vitamina llamada ácido fólico.

Generalmente se habla de cuatro tipos de espina bífida en relación a la cantidad de médula espinal que queda desprotegida por la apertura de los arcos vertebrales; esto condicionará directamente el tipo de lesiones. Es necesario aclarar que las lesiones también están condicionadas por la localización del abultamiento: cuanto más cerca de la cabeza, más graves serán sus efectos.


  • La distrofia muscular

El término distrofia muscular hace referencia a un grupo de enfermedades
caracterizadas por una debilidad progresiva y un deterioro de la musculatura esquelética que controla el movimiento voluntario.

Dependiendo del tipo de distrofia de la se hable, se presentará a una
determinada edad, con unos síntomas específicos, con unos músculos afectados y con una rapidez de progresión.

Toda forma de distrofia muscular es causada por un defecto en un gen que impide la producción de una proteína.Hay muchos tipos de distrofia muscular; entre los más frecuentes están:

• Miotónica. • Del anillo óseo. • Oculofaríngea.
• De Duchenne. • Facioescapulohumeral. • Distal.
• De Becker. • Congénita • De Emery-Dreifuss.

La forma más frecuente y grave es la distrofia muscular de Duchenne. Aparece
durante la infancia entre los 2 y los 6 años y se produce, casi exclusivamente, en el sexo masculino. Los síntomas son una debilidad generalizada y pérdida de tejido muscular, principalmente en la región torácica y las extremidades. La enfermedad progresa muy lentamente.

La distrofia muscular no conlleva ningún tipo de trastorno asociado, sólo los propios que se irán originando por la evolución de la enfermedad.

Las contracturas musculares son, después del debilitamiento muscular, el síntoma que más comúnmente se presenta en la mayoría de los tipos de distrofia muscular, especialmente en la de Duchenne y Becker. Los músculos se acortan y pierden elasticidad, provocando que las articulaciones se vayan apretando poco a poco, y pierdan movilidad. Con el tiempo se limita la movilidad, aumentan los efectos del debilitamiento físico y se dificultan las actividades de la vida diaria.

Las articulaciones que se ven más afectadas son hombros, caderas, rodillas, codos, tobillos, muñecas y dedos. Mientras avanza la enfermedad se ven afectados el corazón y los músculos respiratorios. Por ello, es importante prevenir y minimizar sus efectos en lo posible.


LAS NECESIDADES EDUCATIVAS DEL ALUMNADOCON DEFICIENCIA MOTORA . RESPUESTAS Y AYUDAS TÉNICAS


En el caso de las deficiencias motoras, la mayoría de los niños y niñas llegan al
sistema educativo con un diagnóstico médico ya realizado. Es el momento de realizar una buena descripción de las necesidades educativas, más o menos especiales, que el alumno/a presenta con el fin de organizar la respuesta educativa.

Como ya hemos visto, cada persona con deficiencia motora presenta unas
características personales y evolutivas diferentes, con unos trastornos específicos asociados. Por ello, la valoración de las necesidades educativas deben realizarse de forma personalizada y desde una visión integral de la persona; es decir, considerando las capacidades y potencialidades personales del alumno/a, así como las posibilidades que le ofrece el entorno familiar, social y escolar.

Podemos realizar un recorrido por las necesidades más habituales entre este tipo de alumnado y veremos que las primeras necesidades se centran en el acceso a la educación.


  • El desplazamiento

Las dificultades para el desplazamiento varían en grado, desde los casos en que la movilidad es nula hasta aquellos en que el desplazamiento se da a través de algún tipo de ayuda, como por ejemplo, una silla de ruedas. Las barreras arquitectónicas son, por tanto, la principal dificultad y un potente factor de marginación.

Como posibles soluciones que mejoran la calidad de vida en el entorno escolar,
podemos mencionar las rampas antideslizantes, los ascensores, los elevadores de escaleras, las plataformas elevadoras y las barras fijas, que situadas en puntos estratégicos facilitan autonomía a los alumnos y alumnas con marcha inestable.


  • La manipulación

La escritura es una de las actividades para la que más dificultades encuentran los niños y niñas con deficiencia motora. Se pueden utilizar las siguientes ayudas:

  • Adaptadores en los lápices y bolígrafos que mejoran
    la adherencia y presión.

  • Férulas posturales en las manos y muñequeras
    lastradas cuando no hay control de las muñecas.

  • El uso de ordenadores o máquinas de escribir puede
    ser una solución para el problema de la escritura,
    pero también requieren ayudas como teclados
    adaptados, licornios, ratones adaptados...

  • Otros útiles escolares de utilidad son las tijeras
    adaptadas, hules antideslizantes, sacapuntas fijados
    a la mesa, tableros magnéticos…

  • Colocar pivotes de distintos tamaños y grosores en puzzles, juegos…

  • Aumentar el grosor de las piezas en los juegos manipulativos.


  • El control postural

Una buena postura corporal es importante para prevenir malformaciones óseas, evitar cansancio muscular, mejorar la percepción y realizar lo más eficazmente posible las tareas escolares. Para esta tarea es conveniente contar con algún tipo de asesoramiento médico.

Algunos elementos que facilitan el control postural son:

• Mesas y sillas adaptadas.
• Sillas con apoyacabezas, separador de piernas,
reposapiés y elementos de cinchaje.
• Asientos de espuma dura para el suelo, asientos para
acoplar al inodoro, etc.


  • La comunicación

Ya hemos visto anteriormente que la comunicación, sobre todo en los alumnos y
alumnas con parálisis cerebral, suele presentar serias limitaciones, por ello se utilizan sistemas de comunicación aumentativos o alternativos.

Estos sistemas consisten en recursos que permiten la expresión a través de símbolos diferentes a la palabra articulada. Algunos de los sistemas de comunicación alternativa no requieren ninguna ayuda técnica especial, como es el caso de los códigos gestuales no lingüísticos o el lenguaje de signos. Sin embargo, las personas con afecciones motoras, al tener dificultades para producir gestos manuales, suelen requerir sistemas alternativos
“con ayuda”, es decir, con algún mecanismo físico o ayuda técnica que permita la
comunicación.

Los sistemas de comunicación más habituales en los alumnos y alumnas con
deficiencia motora son el S.P.C. y el Bliss.


  • La rehabilitación

Estimulación precoz, logopedia y fisioterapia.


EL PAPEL DEL CENTRO EDUCATIVO

Cabe destacar el papel relevante del profesorado que incide directamente en el
proceso formativo del alumno/a porque desarrolla una función de mediación en el proceso de aprendizaje y contribuye a la normalización de la vida escolar mediante el ajuste de la respuesta educativa con el diseño y desarrollo de la adaptación curricular correspondiente.

Como agente educativo, no sólo ha de centrarse en el plano formativo, sino que,
además, ha de favorecer el desarrollo integral del alumno y propiciar su integración, tanto en el centro y en el aula, como en su entorno social.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada